domingo, 19 de agosto de 2007

SE PUEDE SER MUSULMAN Y MODERADO?

¿SE PUEDE SER MUSULMÁN Y MODERADO?
JOSE BRECHNER
Una rápida hojeada al Corán indica que nadie puede llamarse musulmán si tolera a cualquiera que no sea de su religión. La Sura 9:5 dice: “Pelea y mata a los paganos donde sea que los encuentres y los veas, menosprécialos, miénteles y espera por ellos en toda estrategia de guerra”. Para aquellos que no se adhieren al Islam, la Sura 5:33 dice: “Su castigo es la ejecución o crucifixión o la amputación de sus manos y pies de lados opuestos o deben ser exiliados de la tierra”. Estas son pequeñas muestras de la violencia que permea del libro. El texto “sagrado” está repleto de exhortaciones al asesinato de los infieles.
De acuerdo al Corán una persona no puede ser musulmana y moderada, porque cualquiera que considere a un no-musulmán como amigo o aliado, no es un musulmán y se ha convertido en hereje y apóstata. El musulmán tiene la obligación de matarte, o de lo contrario él debe ser muerto.
Mahoma era un hombre de Guerra, contrariamente a lo que fueron Moisés, Jesús o Buda, que eran hombres de paz. Mahoma predicaba la violencia y fue el directo responsable por la muerte de miles de personas que: o lo seguían o eran asesinados. El profeta árabe participó en 78 batallas de las que los islamistas se sienten altamente orgullosos. Aprobó la decapitación de los prisioneros de guerra, una práctica continuada por sus seguidores hasta nuestros días, y ordenó el aniquilamiento de cualquiera que abandone su fe islámica.

Los musulmanes predican que ellos salvaron el conocimiento del mundo y que sus estudiosos árabes contribuyeron a la educación y la tradición mientras Europa languidecía en el oscurantismo, la que es otra de tantas mentiras que difunden, porque con la caída de Bizancio, los musulmanes heredaron el conocimiento de los Griegos y Romanos. Si hubiese algo de verdad en sus reclamos intelectuales y culturales, no estarían hoy entre los países con mayor índice de analfabetismo del planeta, que es tres veces mayor al de Latinoamérica, y sigue en crecimiento, pese a sus gigantescas fuentes de riqueza con la que podrían construir escuelas y universidades. En el mundo árabe el gasto para educación no supera los 110 dólares por persona, mientras que en Israel es de 1.200 dólares.

La contribución científica y tecnológica de los países islámicos, con sus 1400 millones de ciudadanos, es menos del uno por ciento del total mundial. Los guarismos revelan que cada año 330 libros son traducidos al árabe, en contraste con 1.500 libros traducidos al griego, y 100.000 al español. En 1998 tres patentes fueron registradas por todo el mundo árabe, mientras que Corea registró 779. Desde 1980 hasta el 2000, el mundo árabe registró 370 patentes mientras que Corea del Sur 16.000.

Volviendo a la pregunta original: ¿Se puede ser musulmán y moderado? Religiosamente no, porque no toleran ninguna otra religión más que el Islam. Socialmente no, porque no deben hacer amistad con cristianos, judíos o cualquiera de otra fe. Políticamente no, porque rechazan el libre albedrío y es mandatorio obedecer a sus imanes. Domésticamente no, porque es su obligación castigar violentamente a sus mujeres. Intelectualmente no, porque sólo leen el Corán. Filosóficamente no, porque no toleran otros pensamientos que no sean los de Mahoma. Democráticamente no, porque no aceptan las leyes de la sociedad civil, sólo las coránicas y del clero islámico. Espiritualmente no, porque Alá no acepta a nadie que no sea su seguidor. Curiosamente, de los 99 nombres que le atribuyen a Alá, ninguno significa “amor”.
¿Puede esa sociedad, integrarse y contribuir a otros pueblos? obviamente no. O eres musulmán o eres moderado, no puedes ser las dos cosas al mismo tiempo. El Ayatola Khomeini, restaurador de la teocracia fundamentalista iraní dijo: “La más pura felicidad en el Islam es matar y morir en nombre de Alá”.
¿Alguien desea tener un musulmán de vecino?